Estás aquí: Home // Actualidad // Paroleando sobre Sandra Bullock y Kate Winslet

Paroleando sobre Sandra Bullock y Kate Winslet

¿Qué fue antes el drama o el premio? Sandra Bullock tiene un Oscar. En el Wall Street hollywoodiense esto significa que su caché recibe un buen empujón hacia arriba. Pero no sólo el suyo. También sube el precio de los trapos sucios. De los suyos y de la gente que le rodea. Sandra Bullock sólo ganó un Oscar, pero un simple premio se traduce en que una historia de una supuesta infidelidad de su marido valga más de lo que valía a principios de mes.

Comienzan a sonar las cifras. 30.000 dólares se embolsó la supuesta amante. El marido pide perdón públicamente y aparentemente es ella la ‘cornuda’ la que deja el hogar familiar, tras cancelar una premiere en Londres. Por que el morbo aumenta por minutos: Sandy se enteró del lío por la prensa. Destrozada, dicen las ‘fuentes’ de los tabloides que está. Pues claro. La noticia sería lo contrario, pero eso supondría tener la brújula bien armado. No es el caso.

Como ya sucedió con Tiger Woods y sus amantes, la prensa amarilla se imaginó que él estaría en un centro de rehabilitación para curar su adicción al sexo (única explicación posible para la infidelidad en el mundo USA) mientras escarbaba en la vida de sus chicas para sacar sus trapos sucios. La de Jesse James (el marido de Bullock) no es una excepción. La mujer-tatuaje que podría llamarse al ligue posó con una esvástica. Hace tiempo, no importa la causa. Algo malo tiene que tener si se lía con un hombre casado. Él seguramente sufrirá una terrible adicción que justificará su comportamiento. El de la amante no tiene justificación ninguna. Y a mí lo único que no comprendo es qué vio Sandy en este tipo.

Como tampoco parece ser posible en Hollywood que un matrimonio se rompa si no hay algo escabroso. Las estrellas no pueden tener las vidas anodinas de los simples mortales. Sus fracasos de pareja son triángulos amorosos. Y si no que se lo pregunten a Kate Winslet y Sam Mendes. Matrimonio discreto donde los haya, consiguió que los paparazzi no se enterasen de que ya no estaban juntos hasta que ellos mismos comunicaron la comunicación. Un fracaso. Así que vamos a buscar en la basura a ver si encontramos algo. ¿Rebecca Hall? Pues vale. ¿Fue la causa de la separación? Hay quien dice incluso que Sam le dijo a Kate que a él no le llegaba con una mujer como ella, que necesitaba varias. Él dice que de infidelidades nada de nada, pero qué más da. Ya le han colocado una amante y lo han convertido en un adicto.

Bookmark and Share
Compartir en Tuenti Paroleando sobre Sandra Bullock y Kate Winslet

Y qué me dices de...


comment closed

2010 parole.
Con licencia Creative Commons.