Estás aquí: Home // En portada // Sin sorpresas en la quiniela de los Oscar: ganó el rey inglés

Sin sorpresas en la quiniela de los Oscar: ganó el rey inglés

Las porras de los Oscar fueron para aquellos que pensaron que la Academia este año no iba a sorprender. Pese a que había diez películas nominadas, en las últimas semanas la batalla por la dorada estatuilla ya estaba totalmente polarizada entre El discurso del rey y La red social, aunque este fue perdiendo fuelle y los más importantes premios del cine americano remataron la faena.

El discurso del rey fue elegida la mejor película y su protagonista, Colin Firth, el mejor actor principal. Éste era uno de los premios más cantados, ya que el actor inglés se fue el año pasado con las manos vacías pese a la buena acogida que tuvo la ópera prima del diseñador Tom Ford, Un hombre soltero, protagonizada por Firth. Deuda saldada. El premio al mejor guión original y el quizás sí sorprendente premio a la mejor dirección para Tom Hooper (el gran olvidado gala de premios tras gala de premios, incluso en los Bafta) completan los cuatro galardones que El discurso del rey se llevó a casa.

Su más clara competidora, La red social, se tuvo que conformar con tres estatuillas: mejor guión adaptado para Aaron Sorkin, banda sonora y edición. Por delante de esta película, en el ránking de galardones, se coló la última de Christopher Nolan, Origen, que se llevó tantos Oscar como El discurso del rey: 4. La diferencia: todos ellos técnicos.

Con dos estatuillas se fueron tres películas. The fighter consiguió dos de las consideradas importantes, al ser premiados dos de sus actores en sendas categorías de intérpretes de reparto. Fueron Melissa Leo y Christian Bale. Los dos favoritos, así que aquí tampoco hubo sorpresa. Toy Story 3 ganó en la categoría de mejor canción (premio para el multinominado Randy Newman) y de mejor película de animación, mientras que Alice in Wonderland fue la vencedora en dirección artística y vestuario.

Black Swan se fue con un galardón, otro de los cantados. La protagonista del nuevo drama de Darren Aronofsky, la veterana aunque joven Natalie Portman, fue elegida mejor actriz principal.

Y, por último, en la categoría de mejor película de habla no inglesa la danesa In a better world se impuso a la hispano-mexicana Biutiful, por lo que el actor español Javier Bardem se fue doblemente de vacío (ya que estaba nominado en la categoría de mejor actor principal por esta película).

Bookmark and Share
Compartir en Tuenti Sin sorpresas en la quiniela de los Oscar: ganó el rey inglés

Y qué me dices de...


comment closed

2010 parole.
Con licencia Creative Commons.